LA VENTA PROFESIONAL POST COVID-19 ¡Qué nada te detenga! Tu plan de continuidad.

A inicios del año 2020, al otro lado del mundo, empezaba a sonar un rumor que muchos no quisimos  escuchar hasta que,  de pronto,  ya se había convertido en una realidad y una amenaza , entonces  el virus  bajó de un avión para cambiarnos la vida .
Fue en esos momentos que recordé  una frase célebre de una extraordinaria mujer dos veces ganadora del premio nobel en diferentes materias “Nada en la vida es para ser temido, es sólo para ser comprendido”. (*)
La naturaleza nos dio una gran lección, una noche de  quincena, casi terminando el verano del 2,020 nos fuimos a dormir en un mundo y al día siguiente  despertamos en un mundo diferente. Cuando abrimos los ojos y quisimos revisar nuestra agenda de  actividades  para ese importante  día,  nos dimos  de cara con una realidad desconocida  , ya convivía con nosotros el virus  responsable de la  COVID-19 que en pocos días, en el mundo y aquí entre nosotros,  mostró la fragilidad y  vulnerabilidad del hombre.
Aparecieron  las restricciones iniciales, en los colegios ,universidades y en los espectáculos y luego cuando llegó el portador cero. El gobierno con el propósito de salvaguardar la vida y frenar el avance de la enfermedad, implementó  restricciones  como: el aislamiento social obligatorio y otras complementarias, que nos obligó a quedarnos en casa .
 Empezamos a extrañar a nuestros  verdaderos ángeles,  que estaban aquí y no nos habíamos dado cuenta, ellos  eran  nuestra familia   y nuestros  buenos amigos.
Este virus nos demostró que no  estábamos preparados para una pandemia y menos para ser solidarios y caritativos entre nosotros , esta  debe ser  una lección que espero hayamos   aprendido para seguirla aplicando en nuestras vidas.
La internet, la tecnología , las redes sociales y  los celulares demostraron ser importantes , en especial para una situación tan dolorosa como ésta,  pero también nos mostraron que podían ser  nocivas, alarmistas y ruidosas  para propagar la indiferencia y el caos, hasta saturarse .
Nosotros somos un país milenario, bendecido por  nuestros recursos naturales, uno de los diez países en el mundo mega diversos con una rica biodiversidad en ecosistemas,  diversidad cultural ,especies y recursos genéticos, además los peruanos somos una sociedad emprendedora con  alta resiliencia, que hemos  superado otros  momentos muy  difíciles y otras  epidemias como la gripe española ,la gripe porcina, el h1n1 ,el dengue y el  cólera , también hemos superado guerras civiles, terrorismo,  hiperinflación ,devaluación y esta pandemia, y que seguramente saldremos adelante pero para que eso suceda tendrá que pasar un largo  tiempo.
Claro, tenemos que aprender de nuestros errores y olvidos, cambiando comportamientos, nuestra forma de pensar y hacer las cosas  porque si no cambiamos para bien, seremos una sociedad en extinción. Y en esta nueva normalidad, esperada, tenemos que aprender y aplicar nuevas formas de ofrecer y vender nuestros proyectos, ideas, productos y servicios para no romper la cadena de pagos, obvio que nuestra innovación deberá ser constante a pesar que aún faltan muchos instrumentos tecnológicos que por el momento no conocemos y que saldrán en los próximos meses y años para reemplazar a los que hoy usamos.

Vamos a tener que sumar más paciencia, mejor tolerancia y ser más entusiastas para insistir en la conquista de nuestros nuevos objetivos, porque si no, estaremos condenados a desaparecer.
Ningún producto será bueno en una sociedad que no tiene recursos para comprarlo, entonces si no cambiamos para bien, seremos una sociedad sin consumo o tendremos que volvernos minimalistas.
Cuando pase un período o más de cuarentena, la gente saldrá “al galope” a  sus trabajos o a sus negocios y seguramente, reconocerán la importancia de saber ofrecer y vender con éxito, muchos se arrepentirán de no haber invertido  algo de tiempo en el noble oficio de la venta y buscarán colaboradores que sean efectivos en este arte  porque al fin de cuentas todo se reducirá a recuperar su capital de trabajo a fortalecer sus cajas , a dotar de continuidad a sus negocios y eso solo se logra propiciando mayores y mejores  ingresos es decir vendiendo, con márgenes sólidos .
Es entonces cuando aparecerán  “encantadores de serpientes” autodenominándose los “gurú” de las ventas quienes  ofrecerán el oro y el moro con el fin de que les compren sus recomendaciones, cursos y secretos sobre ventas, aun cuando ellos jamás han vendido algo de verdad.
Por su puesto que   la venta necesita de la tecnología, de las redes,  del google ADS y del Facebook ADS y de  alfabetización digital, pero  al final, en un mundo con alta incertidumbre y tanta desconfianza, quienes necesiten hacer una inversión  y/o comprar algo requieren “confiar” “ver “ a quién o quiénes están detrás de este ofrecimiento, por eso es que  el “FACE TO FACE” encontró un gran aliado; las plataformas como zoom ,los CLASSROOM de google,  el SKYPE FOR BUSINESS y otras más.
Ahora, no bastará que el producto o servicio que ofrecemos sea bueno sino que sobre todo “venda confianza”.
Ante  estos  hechos los  “vendedores(as)” y todos los comerciales, empezaremos a usar, más que antes, las redes sociales y los móviles considerando  y respetando las recomendaciones  y/o  restricciones de las autoridades de la salud, saldremos a las calles,  en busca de “gente buena”  a quién ayudar, a quién ofrecer y presentar una solución a través de nuestros productos y/o servicios . En éste nuevo escenario ,mi sugerencia es : “No tendremos que cobrar por todo lo que hagamos”.
Concluyo que, independientemente  de los cambios que ya hiciste o harás en tu vida o  de la decisión que ya tomaste, tendrás que continuar siendo una buena persona, más solidario,  y caritativo, deberás cuidarte y cuidar de los tuyos, también tendrás que insistir cada día en ser mejor como profesional y persona, la internet tiene infinidad de conocimiento e información, ya  no existirá excusa para no crecer pero sobre todo deberás seguir promoviendo y  haciendo lo que es  correcto.


Mg. Juan Carlos Carrasco
Coach internacional en ventas

Mayo2020
(*)Marie Curie (1867 – 1934)  Premio Nobel en 1903 y 1911 en Física y  química respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *