Nadie mejor que usted para provocar resultados favorables en su vida.

 

Cuando los dioses habían recuperado el tesoro más grande del hombre, con el cual éste podría dominar la existencia de los demás a su libre voluntad en la tierra y buscaban ponerse de acuerdo dónde guardarlo para que nadie se atreviera jamás a robarlo, encontraron distintas opciones ,ninguna segura pues el hombre durante su desarrollo y permanente ambición podría encontrarlo.

Uno de los dioses, el más inteligente y sosegado, sugirió:

“Este tesoro que es capaz de poder convertir al hombre en un ser malvado pero también en el ser más maravilloso  que haya poblado este planeta lo esconderemos dónde quizás él jamás se atreva a buscar”. 

¿Dónde? preguntaron los demás dioses… ¡dentro de él mismo! contestó el dios de los dioses. 

Desde entonces, el hombre guarda dentro de sí, este maravilloso tesoro: su coraje, resiliencia ,voluntad, perseverancia y entusiasmo, pues ha nacido con la semilla del amor y la grandeza, él puede lograr lo que se proponga, sí es capaz de soñarlo, anhelarlo  y comprometerse  con  alcanzarlo.

Cada día tenemos la oportunidad de avanzar y crecer, para eso solo es necesario empezar  agradeciendo  elevando una oración y no detenerse porque son las pequeñas cosas que hagamos en el día a día las que nos permitirán acercarnos y alcanzar nuestras metas.

No será fácil, tendremos que tomar  y desarrollar maravillosamente cada nimiedad con la que nos encontremos en el piso , sin focalizarnos en el costo a pagar, en esfuerzo qué tenemos qué hacer, sino en los beneficios a obtener.

¿Cómo podemos hacerlo? repitiendo la misma oración de cada mañana, cuándo el día pretenda abrumarnos o algún desánimo pretenda visitarnos, entonces nuevamente nuestro  coraje, resiliencia, voluntad, perseverancia  y  entusiasmo estarán a nuestra disposición. 

¿ Qué más?

Despidiéndonos con amor, todos los días de los seres que amamos con alegría, perdonándonos y perdonando a los demás, haciendo ligera nuestra mochila, escribiendo y visualizando lo que queremos alcanzar y por su puesto haciendo un esfuerzo adicional cada instante del día.

Para alcanzar una meta para abrazar su objetivo de vida sin ¡Qué nada lo detenga! tendrás que empezar y no detenerte, los ajustes lo irá haciendo en el camino, lo más importante será  empezar.

Para que tu meta se haga realidad, cuantifíquela, póngale  tiempo de inicio y de fin, calendarice  cada actividad, comprometa su mayor y mejor esfuerzo a favor de usted y de quiénes ama.

Una meta tiene que ver con algo que quiera tener, ser, hacer o con algo que quiera alcanzar.
y no deje de considerar el mensaje ni la pregunta  más importante que recibí de mi abuela Emilia

“Existen dos tipos de personas, las que están esperando que algo suceda y las que hacen que las cosas sucedan” ¿Cuál de ella quiere ser y será  usted.?.

Mg. Ing. Juan Carlos Carrasco
Enero 2000.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat